Martingala también efectiva en el blackjack

Tenga presente que esta técnica se basa en una estrategia negativa, más precisamente en un escenario en el cual podríamos perder de manera indefinida. Todo comienza, apostando una unidad y en caso de ganarla, volveríamos a apostarla. No obstante, si la suerte no nos favorece y perdemos, tendremos que apostar el doble en la siguiente mano. Es decir, dos unidades. Tras esto, se sigue doblando hasta ganar nuevamente y empezar otra vez con el ciclo descrito.

Pondré un ejemplo práctico para que puedas entenderlo mejor. Imagina que apuestas diez dólares en una mano y pierdes. A la próxima tendrías que apostar veinte dólares. Si vuelves a perder, a la siguientes, la cantidad puesta sobre la mesa debería ser cuarenta dólares. Luego de ello, si vuelves a perder y al parecer, andas sumergido en una mala racha, deberías apostar ochenta dólares.

Si ganas, habrás ganado ochenta dólares de ganancia y con ello, habrías recuperado los setenta dólares perdidos en las tres apuestas anteriores (10-20-40), logrando una ganacia neta de diez dólares.